Acuda a valoración sí alguien padece insomnio, tristeza, ansiedad, ideas de tristeza y muerte…

SENSACION CANCUN
Please follow and like us:

Comportamiento que evitan que las personas soliciten ayuda por el qué dirán, si voy al psicólogo o al psiquiatra…

El suicidio ha existido desde épocas remotas en muchas sociedades y culturas…

En Yucatán y en el área maya, la demostración de la existencia del fenómeno se da por las descripciones históricas y en la representación de Ixtab, una mujer o deidad colgada con una cuerda en un travesaño, pintada en un códice maya, que por suerte no fue destruido. Actualmente se considera un fenómeno complejo con factores psicológicos, biológicos y sociales asociados.

Se ha convertido en un problema de Salud Pública. La tasa de suicidio ha ido en aumento en nuestro país y en nuestro Estado.

Como definición, suicidio es el resultado de un acto iniciado deliberadamente y ejecutado por una persona con completo conocimiento de causarse la muerte, decisión que puede no ser racional, en la mayoría de los casos, pues las ideas, decisiones, acciones, emociones, pueden verse influenciadas por alteraciones en la mente o en el cerebro de las personas que lo intentan, lo logren o no.

De hecho por lo general nadie se suicida en un acceso de razón, la inmensa mayoría de quienes se suicidan o intentan suicidarse se encuentran sufriendo.

La mayor parte de las veces se asocia a un estado mental alterado. El más frecuente: la desesperanza.

Por lo común existe un continuo que empieza con ideas de muerte, ideas de suicidio, planeación suicida, intento suicida y finalmente suicidio consumado.

De acuerdo con estudios científicos, el 90% de los suicidios se asocia a la depresión y a problemas relacionados con el consumo de alcohol y en menor grado drogas.

En Yucatán es común hallar esta asociación: quien padece una Depresión Mayor tiene un riesgo de suicidio veinte veces mayor que la población general. De la totalidad de los suicidios entre el 65% y el 70% se asocia a Depresión en alguna de sus modalidades.

De acuerdo con estadísticas, hasta el 15% de los pacientes con Trastorno Bipolar en depresión severa, se suicida y el 10% de los pacientes con esquizofrenia.

Los intentos suicidas se detonan por lo general ante una crisis.

Por ejemplo, crisis económica, crisis de pareja, crisis emocional, crisis familiar, crisis de orientación sexual, crisis por desamor, crisis médica, etc.

El porcentaje de suicidios se ha incrementado un 300% a nivel mundial en las últimas décadas. Actualmente en México, la tasa de suicidio, en los últimos diez años, ha aumentado en un 50%, es de aproximadamente 6 por 100 000 habitantes y en Yucatán es mayor que la media nacional, aproximadamente 9 o más por 100 000.

El número de intentos suicidas es 20 por cada suicidio consumado, pero por ejemplo, en adultos mayores, por cada suicidio consumado, hay 3 intentos nada más.

Es por eso que el énfasis para prevenir el suicidio está en desarrollar campañas contra la Depresión, los Trastornos mentales y el consumo de alcohol y drogas.

En Yucatán también se ha visto que la violencia familiar, la violencia de género y el abuso infantil tanto físico como sexual, se ha asociado a intentos de suicidio y a suicidio consumado.

Cada suicidio afecta al menos a seis personas que sobreviven al incidente.

La Dra. Alicia Zapata, en una investigación realizada por estudiantes de medicina en una muestra de 2937 estudiantes yucatecos entre 12 y 18 años, encontró que ya había intentado suicidarse el 7.4% de ellos con diversos grados de letalidad.

Los factores de riesgo que se hallaron asociados fueron: problemas escolares, abuso de alcohol, violencia intrafamiliar, intento de suicidio previo, depresión mayor y uso de drogas.

En Yucatán desde hace muchos años la sociedad civil respondió a este problema organizándose y estableciendo el Programa Salvemos una Vida, que inició con una línea telefónica para platicar y canalizar con especialistas a quien tuviera ideas de suicidio o de algún otro problema de salud mental.

Se asesoraron con expertos para capacitar voluntarios, manejan un programa de radio y participan activamente organizando foros, en escuelas, en empresas y otras instituciones.

En el Hospital Psiquiátrico Yucatán, se formó el PIAS, Programa de Investigación y Atención al Suicidio, que funciona hasta hoy atendiendo pacientes que tienen ideas suicidas, plan suicida y sus trastornos predisponentes, así como grupos de sobrevivientes y familiares que sufrieron el suicidio de algún ser querido.

La mayoría de los expertos coinciden en que para prevenir el suicidio es necesario un enfoque multidisciplinario que incluya, maestros, médicos, psicólogos, trabajadores sociales, epidemiólogos, psiquiatras, maestros en salud pública, abogados, la sociedad en general.

Hoy podemos añadir publicistas, comunicadores, medios, etc.

Se habla también de medidas de prevención como el fortalecimiento de la autoestima en los adolescentes, el rápido acceso a servicios de salud mental en el campo, el control de los medios para suicidarse, por ejemplo las armas.

En Yucatán tendríamos que fijarnos más en el uso de plaguicidas, que es muy usual para suicidarse, después del ahorcamiento, campañas en medios para combatir la ignorancia y el estigma asociados a los Trastornos Mentales y del Comportamiento que evitan que las personas soliciten ayuda por el qué dirán, si voy al psicólogo o al psiquiatra.

También falta desarrollar políticas públicas adecuadas para prevenir el alcoholismo tan frecuente en nuestro medio y así como existen campañas para que la población acuda a vacunarse, utilice métodos de planificación familiar, utilice condones o se prevenga ante el SIDA, así faltan campañas para que la gente acuda a valoración sí alguien padece insomnio, tristeza, ansiedad, ideas de tristeza y muerte, en todos los medios de comunicación.

Los factores sociales como la pobreza, la falta de acceso a servicios de salud mental, la violencia en todas sus formas, la falta de empatía de los hacedores de políticas públicas, la falta de presupuesto, inciden en la presentación de este fenómeno.

En este año desafortunadamente el fenómeno suicida sigue creciendo en nuestro Estado.

Comparando las cifras que se presentaron en 2017 con respecto a 2018, el suicidio consumado aumentó entre un 10 y un 20%, razón por la que debemos estar preocupados y ocuparnos, pues no obstante que hace unos meses se contrató la asesoría de expertos de la Organización Panamericana de la Salud, y se implementó un programa estatal para la prevención del suicidio, vemos con desazón cómo éste no ha funcionado como debiera y las tasas siguen aumentando.

Es necesario evaluar el programa referido y realizar los ajustes necesarios para poder lograr los objetivos planteados en las mesas interinstitucionales. Sin Salud Mental no hay Salud.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://sensacioncancun.com/acuda-a-valoracion-si-alguien-padece-insomnio-tristeza-ansiedad-ideas-de-tristeza-y-muerte
SHARE
YouTube
YouTube
PINTEREST
LINKEDIN
Instagram