23 septiembre, 2021

SENSACION CANCUN NOTICIAS

LAS NOTICIAS MAS RELEVANTES, DE QUINTANA ROO, GLOBAL NACIONAL E INTERNACIONAL, OPINION, CLIMA, DEPORTES Y MAS

Opacidad y desinformación

Opacidad y desinformación

Spread the love

Jueves 09 de septiembre de 2021

Armagedón

“Es suficiente con que digan “sí” o “no” y nada más. Si dicen algo más, seguro viene del maligno”
Mateo 5:37

Opacidad y desinformación

Alfredo A. Calderón Cámara
alfredocalderon1960@gmail.com
La pandemia ha puesto a prueba el trabajo de la Secretaria de Salud, Guillermina Fernández Roldán y la doctora no ha cumplido al cien por ciento. Cuando la más alta prioridad de su encargo debería ser elevar la calidad del servicio y la atención a la salud por ser un derecho que todos los tabasqueños tienen; la opacidad y la confusión han sido las banderas con que a diario se manifiesta: nombrada como vocera oficial de la pandemia por la administración anterior, ha sido más que evidente su desatención hasta en esos pequeños detalles

Cierto es que la atención en el Hospital Juan Graham ha sido excelente y levantado bandera, porque el cuerpo médico y toda la estructura de héroes vestido de blanco ha mantenido el compromiso de salvar a los enfermos de covid-19 que ingresan a dicho nosocomio o el Hospital del Niño Rodolfo Nieto Padrón donde todas sus acciones están enfocadas a proteger el bienestar de la población infantil, lo que significa proteger el futuro de Tabasco y salvaguardar el porvenir de la niñez. Ahora bien, sobre el tema de la embestida de la pandemia en los niños ¡Fernández Roldán no dice, ni informa nada!

No se trata de linchar a la Secretaria de Salud por los errores cometidos, sino de ubicar en tiempo y forma, las circunstancias en que la pandemia ante el regreso a las clases presenciales está afectando a la niñez. De la primera semana la secretaria de Educación dejo en la mesa de los debates la cifra de 58 niños contagiados de los municipios de Jalapa, Teapa y Tacotalpa, gracias al programa piloto “Lolly”, pero ¿Sólo los primeros tres días y en estos tres municipios hubo contagios? De manera muy lamentable ¡La vocera oficial de la pandemia guarda silencio: no dice ni informa nada, está peor que López Gatell!

Quién dio la cara fue el gobernador Merino Campos, él abiertamente manifiesto el trabajo que se realiza para atender la pandemia. A todo ello, habrá que añadir que en la primera semana de este mes dos niños tabasqueños fallecieron a causa del Covid19, llegando Tabasco a 19 fallecimientos de niños en estos 17 meses de pandemia; el primero, un bebé de un año en el hospital general de zona No 46 del IMSS en el municipio de Centro y el otro niño muerto de apenas unos meses en el municipio de Cunduacán

Ubicando la dimensión de la desinformación: en los primeros 8 días de septiembre en Tabasco oficialmente –según los propios datos de la Secretaría de Salud- ha habido 7 mil 701 contagiados positivos con 130 tabasqueños fallecidos; hasta el momento la secretaría de salud no ha informado ¿Cuántos de esos oficialmente 7 mil 701 contagiados y 130 fallecidos son niños, de qué edad, cuántos bebés, cuántos varones y cuántas niñas?

Datos que son de suma relevancia conocer, estadística que le pueda permitir a Tabasco tener una idea nítida de la realidad que vive por la pandemia y de la variante Delta en el Estado. Lo grave de todo esto, es que la opacidad de la Dra. Guillermina Fernández, vocera oficial no camina a la par de la responsabilidad del gobernador Merino Campos que los primeros tres días habló de las cifras reales, pero que no puede estarle “sacando las castañas del fuego a sus subordinados”

No se entiende –todavía- que son nuevos tiempos en un gobierno en el cual Merino Campos es el responsable y que los compromisos del gobierno anterior ya fenecieron, que la pandemia demanda responsabilidad total, que el mismo gobernador ha estado tomando decisiones sobre lo que es mejor para Tabasco y que lo que no funcione se tiene que ir. Tanto la Secretaria de Educación como la de Salud tienen la obligación permanente de estar informando a la sociedad del estado que guarda la pandemia

Guillermina Fernández y Egla Cornelio deben devengar el salario que cómodamente ganan en sus elegantes oficinas, deben informar y dejar de estar ocultando la información sobre la realidad que padece el tesoro más preciado de los tabasqueños como es la niñez; no se vale, que la información llegue a Tabasco precisamente desde las estadísticas de la Secretaría de Salud Federal, imagínese Usted, si López Gatell es el funcionario más manipulador de la información sobre la pandemia a nivel nacional, entre sus estadísticas da a conocer sobre los niños fallecidos en Tabasco

La pregunta natural que brota es ¿Por qué Guillermina Fernández y Egla Cornelio esconden la información bajo la alfombra? Las frías estadísticas dictan que desde que inició el COVID-19 en el país, los números en niños son de más de 148,000 casos de niños acumulados y más de 750 muertes de niños en el país, siendo la CDMX, Tabasco, Guanajuato, Edomex y Puebla los estados que concentran el mayor número de contagios de COVID-19 entre recién nacidos y niños; es decir, el caos total. Se están ocultando y manipulando las cifras reales de niños contagiados y fallecidos y Tabasco podría estar frente al peor escenario, que se entienda que no se puede vivir en la opacidad y la desinformación

SEPTIMO SELLO
Urge saber ¿Cuántos niños intubados, sedados y respirando de manera artificial hay en la actualidad para impedir un exterminio que nadie desea? ¿Cuántos ataúdes chiquitos necesitan las autoridades sanitarias mirar con los cuerpecitos de infantes muertos por el virus dentro de los féretros para tener claridad de lo que están haciendo? No son tiempos de vivir en la duda y a incertidumbre, el gobernador Merino Campos ha dado muestras de querer gobernar con un estilo diferente, abierto, de cara a la sociedad

Sólo quienes han visto cara a cara el dolor de esas familias que han perdido un bebé bajo el aplastante peso de la pandemia, entiende que no se trata de linchar mediáticamente a nadie, sino de caminar todos por las avenidas de la información para la sociedad entienda que su responsabilidad es cuidar y proteger a sus niños. La responsabilidad es de todos, dijo el gobernador hace unos días y parece que en las Secretarías de Educación y Salud no se entiende todavía

SEPTIMA TROMPETA
No se trata de culpar de todo al gobierno por el ejemplo de insensibilidad que se da en la Secretarías de Educación y de Salud; se entiende que nadie ama lo que no conoce y estas dos funcionarias que gobiernan no aman porque saben cómo viven los niños pobres, tampoco se trata de defender a familias indolentes de una sociedad que en el colmo de su necedad no valora correctamente la salud de sus hijos y desobedeciendo las medidas sanitarias implementadas acuden a lugares donde el virus hace estragos con el contagio, pareciera que la indolencia de esas familias y estas funcionarias: es la misma

Se entiende que en el encargo se pueden cometer errores, pero lo que no se puede es ocultar y manipular la información; por la cerrazón de la Secretaría de Salud no hay hasta este momento, una verdadera campaña de concientización ciudadana que comprometa a todos a jalar parejo hacia el mismo lado; cheque las estadísticas, hasta ayer habían –oficialmente- sólo datos oficiales: 5 mil 049 personas fallecidas en Tabasco en 17 meses, lo cual da un promedio de 297 tabasqueños muertos por covid-19 al mes, casi 10 personas diarias. Eso habla del tamaño de la apatía, la indolencia y la dejadez oficial. Ya basta que Tabasco siga poniendo los muertos, si no pueden, que renuncien –dijera el Peje-. A sus órdenes al teléfono 9931925625