Siempre será mejor prevenir que lamentar…

SENSACION CANCUN

Siempre mi reconocimiento a los grupos de rescatistas, bomberos y cruz roja, su trabajo es heroico que atienden emergencias y salvan vidas…

LA PROTECCIÓN CIVIL COMO UN TRÁMITE MÁS…

En México, por no decir que solamente en Hermosillo o en Sonora, los conceptos como: gestión de riesgos, resiliencia, protección civil, entre otros, sólo se conoce entre algunos profesionales que se dedican a esas áreas, que por cierto son muy pocos.

El común denominador, entiende o confunde a la protección civil con atención de una emergencia y de ahí se deriva todo el problema, confundimos como se dice vulgarmente “la gimnasia con la magnesia”, sin embargo tan importante una como la otra.

Siempre mi reconocimiento a los grupos de rescatistas, bomberos y cruz roja, su trabajo es heroico que atienden emergencias y salvan vidas; pero también va mi reconocimiento a los inspectores o a quienes se dedican a la gestión del riesgo y elaboración programas internos, que tienen no sólo la experiencia, sino el conocimiento profesional  y  EVITAN que esas emergencias se presenten, es decir, salvan muchas vidas y bienes materiales más y su trabajo poco reconocido, poco valorado y por lo tanto. poco remunerado por las mismas autoridades, por considerarlo actividades secundarias, poco mediáticas y algunas veces políticamente incorrectas.

La protección se debe de dejar de ver sólo como una visita a los albergues después de alguna tormenta, el  cambiar leyes o normas al vapor después de que suceden los eventos perturbadores o conformar centros de acopio para apoyar a los damnificados. Eso no es protección civil, eso es sólo “tapar el pozo”, ¡ah¡ y algo muy importante, presumir que practicamos y estamos muy al pendientes de la protección civil.

La mejora regulatoria, siempre será un beneficio para el fomento del desarrollo económico y por ende para la sociedad. Sin embargo, debemos de entender que la protección civil, en cualquiera de sus modalidades, no debe verse como un trámite engorroso, tardado, costoso y una gran oportunidad de corrupción, aunque si debemos de reconocer que la excesiva burocracia, la falta de personal, la falta de presupuesto y englobando, la falta de interés de la administración por invertir en esa área, es más fácil tratar de eliminar un trámite que eficientarlo; quedando así bien con el empresariado y las puntuaciones que brindan las calificadoras; suponiendo que por eso solamente lo hagan.

Debemos de entender que el derecho humano está sobre cualquier otra cosa, un día que se gane en un trámite, NO VALE UNA VIDA, se debe de aplicar una mejora regulatoria  ¡SI! Pero no eliminando trámites, sino brindando las oportunidades y herramientas a los funcionarios municipales para hacer correctamente su trabajo, no sólo presumir la sistematización de procesos, pero sin brindar las herramientas necesarias, equipo de cómputo y sin capacitación a los operadores que darán la cara finalmente al ciudadano.

Siempre será mejor prevenir que lamentar, este es un llamado tanbién a las empresas que deben velar por la seguridad primero de sus empleados, de sus clientes, de esllos mismos y de la seguridad de su patromonio. Ejemplos positivos tambien tenemos varios en nuestro municipio y en nuestro estado.

Recordemos que el ejercicio profesional sin ética, es la madre de todos los desastres, financiados por la corrupción, ejemplos tenemos muchos, ocioso sería numerarlos.

¿Es la Gestión de Riesgo un trámite más?

LA PROTECCIÓN CIVIL COMO UN TRÁMITE MÁShttp://consejoincide.com/2018/07/13/17566/

Posted by Consejo Incide, A.C. / Revista Incide on Thursday, July 12, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *