Alexander Krikl y Renata Salas fueron reportados como desaparecidos el pasado 30 de abril; fueron ubicados en un autobús turístico rumbo a la capital oaxaqueña