El delantero de la selección mexicana se tatuó la imagen de dos elefantes en el antebrazo derecho y compartió el momento en Instagram