Futbolistas mexicanos de gran calidad se han perdido Mundiales por culpa de lesiones de último momento