LAS ADICCIONES DEBEN ATENDERSE »