Presidentes de Canadá y Estados Unidos externan sus condolencias a las familias de los jugadores que fallecieron en el accidente de tráfico